Qué es una Abadía, Historia y características

La palabra abadía proviene del latín tardío, se deriva de la palabra “abbatia”. Haciendo referencia a los monasterios, donde el superior es un abad. El cual, es un término latino, tomado de la lengua aramea cuyo significado es igual a padre espiritual.

El termino abad es utilizado por el género masculino, y el femenino utiliza abadesa. Siendo el o la autoridad, aludiendo al padre o la madre espiritual de ese lugar religioso.

Tabla de Contenido

Historia de la conformación de las Abadías

Las Abadías consistían en “células” congregadas alrededor de un centro común, el cual era normalmente la casa de un ermitaño o anacoreta famoso por su santidad o su ascetismo singular, pero sin intenciones de organización formal.

Estas conformaciones de comunidades no son una invención del cristianismo. Ya se había producido un ejemplo, al menos en parte, por los esenios en Judea y quizás por los therapeutae, una orden de origen monástica que se establecio al pie del lago Mareotis, cerca de ciudad de Alejandría en el Egipto Ptolemaico.

Los entregados a la Abadía, acostumbraban a vivir aislados, independientemente unos de otros. pero sin estar lejos de la iglesia local. Su trabajo era realizado por los habitantes de la Abadía, repartiendo el sobrante entre la demás población una vez satisfecho sus necesidades.

Como está conformada una Abadía

La abadía está conformada por un conjunto de por los menos doce monjes, que decidían retirarse de la sociedad mundana y terrenal. También se llama abadía al edificio que alberga a la comunidad de monjes, así como al territorio que pertenece al abad más su patrimonio y sus rentas.

Los primeros abades fueron instituidos por San Benito en Europa. Se aplicaba como título honorífico, aunque luego se reservó el título de abad para designar al jefe espiritual de la comunidad religiosa. Por tanto una Abadía estaba bajo la dirección del abad.

Te puede interesar:  Obatalá: Origen, Leyenda, Simbolismo y presencia en las Américas

Asimismo, se asume el nombre de abadía, diferenciando las abadías de los prioratos, por desprendimientos que existen en las abadías con respecto a los que se encuentran bajo su subordinación.

Sin embargo, En algunas provincias españolas, como Galicia y Navarra la palabra abadía se usa para designar a la casa del cura.

abadías y monasterios

Puede que te llegue a interesar: Zar, Definición, Significados y zares de la historia

Monasterios cenobíticos

La primera comunidad establecida estaba en Tabennae, una isla del Nilo. Fueron fundadas ocho más en la región a lo largo de su vida, llegándose a contar 3000 monjes. Los monasterios cenobios parecían villas o poblados habitados por una comunidad religiosa que vivía del trabajo de sus manos, todos del mismo sexo.

Los edificios se encontraban separados entre si. Siendo cada uno de ellos pequeños y lo más humildes posible. Cada célula o choza, contenía tres monjes. Tomaban su comida principal en un comedor a las 3 de la tarde, permaneciendo hasta esa hora en ayunas.

Comían en silencio, con capuchas caladas sobre su cara, los que no les permitía ver más nada que la mesa que tenían delante de sí. Los monjes pasaban el tiempo que no estaban dedicados a los servicios religiosos o de oración; en el estudio y en el trabajo manual.

Los monasterios egipcios, tenían aproximadamente 300 miembros, como es el caso del cenobio de Panópolis. La cual estaba bajo la regla Pacomiana, y su jornada de trabajo se distribuía en: quince sastres, siete herreros, cuatro carpinteros, doce conductores de camellos y quince curtidores.

Abadías benedictinas

Tiene sus inicios en la fundación de Monte Cassino a través de toda la Europa del Este. Expandiéndose rápidamente por todos los rincones europeos.

Pocas ciudades carecieron de su correspondiente monasterio benedictino, surgieron rápidamente monasterios en las grandes zonas de población de Inglaterra, Francia y España. El número de los monasterios fundados entre los años 520 y 700 es asombroso.

Los edificios de una abadía benedictina estaban dispuestos uniformemente sobre un plano que modificaba todo su espacio cuando era necesario para acomodarse a las circunstancias locales.

Te puede interesar:  Que es el catolicismo, Historia, Características y Diferencias

Todas las abadías benedictinas han sucumbido al paso de los tiempos y la violencia humana. Pero, se conserva un plano elaborado de la abadía suiza de San Gall, edificada alrededor de 820, en el cual puede observarse la disposición general de un monasterio de primera clase del siglo IX.

Del mismo modo, de acuerdo a la regla benedictina, donde establecía que, si era posible, el monasterio contuviese todo lo necesario para la vida, así como los edificios conectados más íntimamente con la vida religiosa y social de sus internados.

Por tanto, cada Abadía debía contener un molino, una panadería, establos y corrales. Así como también, acomodación para llevar a cabo todas las artesanías dentro de las murallas, de modo que no fuese necesario para los monjes salir de los límites del monasterio.

Abadías más famosas

Durante el trayecto de la historia del mundo, han existido Abadías. Que han dejado una marca imborrable, como también un gran significado a los acontecimientos del mundo, como las siguientes:

  • La Abadía de Westminster, Londres (Inglaterra).
  • Abadía de Monte Cassino, Italia.
  • Abadía de Caen, Normandía.
  • La Abadía de Cluny, Francia
  • Abadía de Lagrasse, de la orden Benedicta, Francia}
Puede que te llegue a interesar: Jenófanes de Colofón, Bio, filosofía y frases célebres

Características de una Abadía

Algunas de las características más relevantes de una Abadía son:

  • Es un Monasterio o cenobio gobernado por un superior con título de abad o por una superiora con el de abadesa.
  • Tiene su origen en los primeros eremitas del desierto de Egipto que construían sus habitaciones en torno al de algún asceta famoso por su piedad.
  • Una abadía Debía ser enteramente independiente, pues debían poseer una iglesia, la sala capitular, la casa abacial, sala común de los monjes, refectorio, los dormitorios, los claustros, la hospedería, la sala destinada a las limosnas, la enfermería, la biblioteca, el escritorio, casa y escuelas para novicios y niños, etc.
  • Toda la abadía estaba rodeada de un muro.
  • La primera abadía inglesa fue fundada en Bangor en 560.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *